Violet Brown está mucho más tranquila. Después de muchas noches de preocupación, ahora sabe que podrá interrumpir su embarazo en casa.Mientras que su galgo Boris descansa, hablaría por videoconferencia con Keira Miller, ginecóloga obstetra, quien estaba en Honolulu, a 321 kilómetros de distancia en avión. La doctora le explicó que los dos medicamentos que le enviarían por correo interrumpirán su embarazo y provocarían un Aborto.

El Aborto a través de la telemedicina es un fenómeno que está creciendo silenciosa y exponencialmente en Estados Unidos. Fomentado en parte por las restricciones de algunos de los estados más conservadores y el gobierno de Donald Trump, los cuales han realizado numerosos esfuerzos para limitar el acceso a este vital servicio y, en consecuencia, acrecentó la distancia que diversas mujeres deberán recorrer si desean ser atendidas en las clínicas de abortos.

En el vigente contexto, la pandemia de coronavirus está llevando a la demanda de abortos por telemedicina a otros niveles, debido a que gran parte de la nación todavía se encuentra sometida a estrictas medidas de aislamiento social y diversos estados – entre ellos Arkansas, Oklahoma y Texas – han tratado que el acceso a un Aborto quirúrgico sea suspendido durante la duración de la crisis.

 

Opción para el Aborto durante pandemia: TelAbortion

TelAbortion es un programa que posibilita a las mujeres, que decidieron realizarse un Aborto, tener a su disponibilidad consultas en video con médicos certificados y, si desean continuar con el procedimiento, recibir las Píldoras Abortivas – que pueden tomar por cuenta propia – por correo. Este programa de telemedicina tiene la posibilidad de continuar debido a que es un estudio de investigación que desde hace varios años cuenta con un permiso especial otorgado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

En el último año, el programa TelAbortion aumentaría sus territorios de expansión, de cinco estados a trece estados. Pero dos más, Illinois y Maryland, se agregarían cuando estalló la crisis del coronavirus. Sin considerar la vinculación de esos nuevos estados, a través del programa en marzo y abril, cerca del doble mujeres pudieron acceder a un Aborto con medicamentos, en comparación con los meses de enero y febrero.

Asimismo, para atender la necesidad de un Aborto seguro durante un contexto de pandemia, TelAbortion está “esforzándose arduamente para que la expansión a nuevos estados se efectué lo más rápido posible”, señala Elizabeth Raymond, asociada médica principal de Gynuity Health Projects y quien dirige el programa TelAbortion. Además, la profesional tiene conocimiento de la existencia de mujeres en estados colindantes que tratan de cruzar las fronteras estatales para tener acceso al programa TelAbortion.

Según las declaraciones de Raymond, hasta el 22 de abril. TelAbortion había enviado un total de 841 paquetes con Píldoras Abortivas y había confirmado 611 abortos completados satisfactoriamente. Unas 216 participantes más, todavía estaban en el proceso de seguimiento o no se habían comunicado para confirmar sus resultados. El crecimiento del programa ha sido de tal magnitud, que funcionaría como incentivo para los senadores republicanos. Los cuales presentaron un proyecto de ley que buscaba prohibir el Aborto por telemedicina.

 

La expansión por todo el país

En conformidad a las leyes estatales que regulan el Aborto y la telemedicina, Raymond estima que el programa TelAbortion podría ser legal en poco más de la mitad de Estados Unidad. Incluyendo los estados conservadores. En la actualidad, el programa TelAbortion está prestando servicios en los siguientes trece estados, estos son, Colorado, Georgia, Hawai, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Minnesota, Montana, Nuevo México, Nueva York, Oregón y Washington.

El equipo médico del programa TelAbortion – médicos, enfermeras y/o parteras -, los cuales efectúan las video-consultas. Estas deben tener licencia para ejercer medicina en los estados donde se envían los medicamentos por correo, pero no necesariamente tienen que laborar allí. De la misma manera, las pacientes no tienen que residir en los estados donde el programa TelAbortion presta sus servicios. Únicamente deberán estar presentes durante la videoconferencia en uno de los estados donde están ubicadas las clínicas y brindar una dirección. Esta dirección puede ser cualquiera, ya sea de la paciente, una amiga, un pariente, incluso un hotel o una oficina de correos, entre otros. Lo importante es especificar una dirección a donde se podrán enviar las Píldoras Abortivas.

“Tenemos pacientes que han viajado de su estado de residencia a otro para interrumpir su embarazo de esta manera”, expresó Raymond. Adicionalmente, se estima que, durante la presente pandemia, el número de mujeres que requieran los servicios del programa TelAbortion aumente. En el mes de mayo, una mujer de Texas conduciría por más diez horas en la nieve hasta Nuevo México. Donde se hospedaría en un motel para su videoconferencia y para recibir las Píldoras Abortivas.

Por último, la organización que brinda servicios al programa TelAbortion en Georgia, carafem, recientemente se ha expandido a los estados de Maryland e Illinois. Está promocionando anuncios digitales que, se espera, lleguen a mujeres en estados cercanos, como Missouri y Ohio. Los cuales presentan más restricciones con respecto al Aborto, declaró Melissa Grant, jefa de operaciones de carafem.

 

Aborto: Una decisión difícil

El programa TelAbortion cobra entre doscientos a trescientos setenta y cinco dólares por las consultas y las Píldoras Abortivas. Adicionalmente, las mujeres deberán correr con los costos de un ultrasonido y otras pruebas de laboratorio, los cuales pueden practicarse en el lugar de su preferencia. Sin embargo, y en consideración de la pandemia por el coronavirus. TelAbortion podrá prescindir del ultrasonido para medir la edad gestacional del embarazo si las mujeres no pueden visitar a un médico para conseguirlo, afirma Raymond.

En algunos estados, Medicaid u otro seguro médico privado cubren partes sustanciales o todos los costos. Y, en el caso de aquellas mujeres que enfrentan dificultades financieras. El programa TelAbortion recurre a las redes de subvenciones para el Aborto.

Ha pasado un mes desde que Brown eligiera el programa TelAbortion. Su Aborto con Pastillas Abortivas se completó de manera exitosa. Ahora se encuentra estudiando para sus exámenes finales. Los cuales por el coronavirus, los tomará de manera virtual. Finalmente puntualiza que, “Para mí…fue la decisión correcta. Todavía quiero tener un bebé, simplemente ahora no era el momento”.

Cytotec Panamá se mantendrá atento a las actualizaciones de la presente noticia

 

WhatsApp chat